Historia 1

CREACIÓN DE LA “PEÑA” EN LA GALERIA DE ARTE NAIRA

Las Memorias de Gilbert Favre, escritas el año 1982, nos permiten descubrir los acontecimientos que posibilitaron el surgimiento de este gran Centro del Folklore.

Recordemos que la llegada de Gilbert Favre a la ciudad de La Paz (febrero 1966), estaba precedida por su intervención directa en la Peña de Los Parra en Santiago de Chile y en la organización misma de la Carpa de la Reina de Violeta Parra. Al debut  que tuvo junto con Cavour en Radio Méndez, se agregaron otras prácticas del acontecer popular y de la cultura nacional.

En una valoración objetiva, Favre sostiene:

“… Salí de casa de Cavour, completamente entusiasmado por el rumbo de las cosas. Yéndome al restaurante me encontré de nuevo con una orquesta (banda), que me dio la misma impresión que la otra vez. Entonces fue cuando me di cuenta de la importancia de la música folklórica de este país. Era viva, y la gente usaba para cualquier ocasión o manifestación familiar, religiosa o nacional. Cada día era ocasión para hacer una fiesta. Comprendí en un segundo y me dije: -¡Por Dios! aquí es donde se necesita una Peña, como en Chile, si la gente viene a visitar el país, querrán escuchar también música. Bajé a mi pequeño restaurante y me encontré de nuevo con mi cura sin hábito, que ya estaba sentado en la mesa. Me senté al lado suyo y le conté mi idea. Le pareció genial y me ofreció su ayuda para la realización de ese proyecto (...). Charlamos toda la tarde y organizamos las tácticas para mi proyecto. Primero, encontrar un local. Para esto podía arreglármelas solo. Segundo, encontrar dinero. Para esto si que necesitaba su ayuda. Nos pusimos de acuerdo sobre estas dos formas de acción, completamente diferentes una de la otra. Pero indispensables”…

A la mañana siguiente, Gilbert Favre se dio la tarea de buscar un local, habiendo pasado por el actual Museo de Etnografía y Folklore (calle  Ingavi), la Casa de la Cultura (Calle Potosí) y finalmente la Casa de Murillo (calle Jaén), es en esta última que don Max Portugal (Director y organizador del Museo) le envía a la Galería Naira, situada en la calle Sagárnaga N° 161. Casi de inmediato fue en busca del propietario y le expuso su idea de crear un espacio dedicado a la música folklórica, habiendo recibido una respuesta positiva:

“El me dijo sin dudar: -Encuentro que la idea es muy buena. Conciliar la pintura con la música-. Creí caerme en el piso, ésta la había ganado. Tenía un local. Pero, me precisó muy bien que él no se ocuparía de nada, que solo me cedería el espacio y eso era todo. Cuestión de dinero, él no tenía y además la galería estaba completamente en déficit. Le dije que sobre la cuestión de dinero yo me ocuparía y del resto también. Luego me apretó la mano y me deseo un buen éxito”.

Favre volvió al restaurante y le contó al cura Vargas sobre su éxito, entonces les faltaba la tarea más difícil, conseguir dinero para equipar la Peña, razón por la que fueron tras de varios industriales suizos, casi sin éxito, pero finalmente uno solo creyó en su proyecto, se trataba de un empresario suizo-francés Don Pablo Gaçon, gerente de cigarrillos Derby, quien les proporcionó un monto considerable de dinero.

Luego a sugerencia de Pepe Ballón, se dirigió a la cárcel de San Pedro para hacer fabricar las mesas y las sillitas; él hizo en persona los carteles, los anuncios para los periódicos y radios, la compra de vino y finalmente la programación de los conjuntos.

Cavour le fue muy útil para presentarle a los artistas: los Choclos (zampoñaris), dúo Las Imillas (hermanas Camacho), Víctor Hugo Leaño (solista), Los Caminantes, y llevó a músicos de su entorno artístico para conformar un grupo con Gilbert Favre.

“…Durante un mes tuve la impresión que La Paz entera trabajaba para mí. Fue extraordinario, solo tenía prácticamente que preocuparme de mis carteles y ensayar con mi conjunto. De este lado, todo funcionaba también. Cavour me enseñó melodías nuevas y me corregía sobre todo en la interpretación y las formas rítmicas, que le daban todo su valor a la música boliviana, yo hice grandes esfuerzos para comprender el espíritu de esta música. El día de la apertura de la primera Peña boliviana se acercaba. Me ponía cada vez más nervioso con la idea del éxito o del fracaso de esta aventura. Cavour fue bastante escéptico en cuanto a la Peña. Seguía mis movimientos y mis inquietudes con diversión. Tenía más confianza en el conjunto que estábamos formando que en esta especie de locura de pequeño espectáculo a la semana. Vargas creyó mucho en eso y a veces me seguía en mis pasos”. (Ibíd. 1982: 104)

Examinando los principales periódicos de la época, rescatamos varios de esos anuncios:

-Primera peña folklórica del país
   Será inaugurada el próximo viernes, a horas 19 y 30, en la Galería Naira, situada en la calle Sagárnaga número 161. Promotor de esta iniciativa es el arqueólogo y músico suizo Gilbert George Favre.
   Favre es un músico ginebrino que desde hace un mes se encuentra en Bolivia. Se interesó por nuestro folklore desde aquellos días en que aprendió a tocar la quena, con la cual ejecuta huayños y yaravíes: -Los aprendí en Suiza, oyendo discos de música boliviana- nos dice.
   Este artista errante de 29 años llegó en 1960 a Santiago de Chile. Formaba parte del equipo de arqueólogos europeos que dirigía Jean Christian Esphani. Abandonó el grupo de científicos enviados por el “Musée Ethnographique de Geneve” para dedicarse a la bohemia santiaguina. Su maestría en la interpretación de la quena le abrió las puertas de escenarios, radios y peñas de artistas en Santiago. Una de esas peñas fue la de los hermanos Parra, animadas por el poeta Nicanor Parra y la cancionista Violeta Parra. Esta lo bautizó con el sobrenombre de “El tocador Afuerino”.
   Hace 5 meses que Favre grabó un disco para el sello “Odeón”, de Chile. Actualmente prepara un disco de la firma “Illimani” con el conjunto nacional “Las Imillas”.
Gilbert George Favre, habla de la importancia de la “Peña” por él creada. “Tendrá importancia porque se constituirá en centro de divulgación de la música boliviana”, afirma y agrega: “Además la Peña folklórica de Galería Naira servirá de lugar de reunión para los compositores cantantes, y artistas de nuestro medio”.
   La “Peña” se iniciará con un número aproximado de 60 socios, según afirma Favre. Habla de los valores que tiene nuestra música. “Como extranjero, dice - Sé cómo gusta afuera la música de Bolivia”.
   Prueba de ello, sería el hecho –según Favre- de que las grabaciones registradas hace 12 años por el conjunto peruano “Los Incas”, aún siguen teniendo éxito en Europa. (Presencia, miércoles 2 de marzo de 1966: 6).

-GALERÍA NAIRA
El Próximo viernes se inaugurará en el local de la Galería de la calle Sagárnaga 161, la primera Peña Folklórica Boliviana, el acto tendrá lugar a hrs. 19:30. (La República, miércoles 2 de marzo de 1966:11).

-En Galería “Naira”.- Inaugurarán mañana la Primera Peña folklórica de Bolivia
   Mañana será inaugurada en Galería Naira la Primera Peña Folklórica de Bolivia, en actuación que se realizará a las 19:30 horas, en el local que dicha galería posee en la calle Sagárnaga 161.
   La Peña Folklórica que iniciará sus labores tendrá reuniones semanales y se dedicará en forma exclusiva, al cultivo y a la difusión de la música boliviana.
Participaran en dicha Peña artística extranjeros y nacionales que tienen amplia trayectoria en las actividades folklóricas.
   La organización de la Peña Folklórica Boliviana será similar a otras que existen en el extranjero, cuya labor ha dado resultados positivos, dignos de ser tomados en cuenta como ejemplo de lo mucho que se puede hacer en nuestro país respecto al folklore nacional. (Culturales En: El Diario, jueves 3 de marzo de 1966: 3).

-GALERÍA NAIRA
   Hoy a hrs. 19 y 30 se inaugurará en galería Naira la primera Peña Folklórica del país, asistirán especialmente invitados, personalidades del mundo artístico, social y diplomático. (La República, viernes 4 de marzo de 1966:11).

-Constituyó verdadero éxito apertura de Peña Folklórica
   Nutrida concurrencia en el local de la galería Naira, aplaudió la iniciación de la primera Peña Folklórica de Bolivia, que se efectuó en actuación realizada anoche a partir de las 20 horas.
   Galería Naira presentaba interesante aspecto. A la luz de velas colocadas en mesitas instaladas convencionalmente, quienes estuvieron en dicha reunión pasaron agradables momentos. Hubo un grato y simpático ambiente, tanto por la calidad intelectual y artística de los asistentes como por la cordialidad y el entusiasmo existentes.
   Hizo la presentación Jorge Carrasco Núñez del Prado, en acertadas palabras. Luego actuó el dúo Las Imillas y Ernesto Cavour hizo escuchar su mágico charango.
   Los Choclos y Los Caminantes interpretaron música vernacular. Alfredo Domínguez obsequió algunas de sus composiciones en guitarra, después actuó la agrupación musical de que dirige Gilbert George Favre.
   Todos los artistas actuaron con éxito, siendo merecido los aplausos que la concurrencia les prodigó. Finalmente, otras presentaciones fuera de programa amenizaron la reunión, que tuvo magníficos alcances.
   En suma, un éxito que merece franco aplauso. (El Diario, sábado 5 de marzo de 1966: 4)

-Inaugurose PEÑA FOLKLÒRICA EN GALERIA NAIRA
   Ayer a horas 19 y 30 tuvo lugar en la galería “NAIRA”, la inauguración de la primera Peña Folklórica boliviana. Su organizador es el folklorista suizo Gilbert Favre quien vino a La Paz con ese exclusivo fin.
   La reunión inaugural fue animada con la actuación de los conjuntos “Las Imillas”, “Los Choclos” y el conjunto “NAIRA” integrado por Gilbert Favre en la quena, Ernesto Cavour y Julio Godoy en el charango y la quena respectivamente.
   Mañana se efectuará otra reunión a la misma hora, dando comienzo así a la serie de actuaciones que tendrá la Peña durante el año, todos los días viernes y sábado.
   A este fin la galería “NAIRA” ha sido decorada especialmente y cuenta con sillas trabajadas en totora, durante las actuaciones se servirán bebidas típicas nacionales, asimismo, podrán intervenir todos los artistas cultores de nuestra música que así lo deseen, dando lugar a que se descubran nuevos valores en su género.
   Favre es el organizador, junto con su esposa, la folklorista chilena, Violeta Parra, de las primeras peñas folklóricas en Santiago de Chile que tanto auge tuvieron después en ese país. Piensa hacer lo mismo en Bolivia para incrementar nuestra música de la que es gran admirador. Proyecta grabar discos con la música nacional para que esta tenga difusión en el exterior.
   Galería NAIRA demuestra con esto, una vez más su gran inquietud y su deseo de estimular nuestra actividad cultural. (La República, sábado 5 de marzo de 1966:10).

Ernesto Cavour cumplió con la tarea de buscar a los otros miembros del conjunto, hacer los enlaces necesarios con los artistas en boga y el día viernes 4 de marzo de 1966 a horas 20:00 entre velas, pasankallas y vino, se inicia una velada musical, dando lugar al nacimiento de la Primera Peña Folklórica en Bolivia. Este espectáculo contó con la actuación de Las Imillas, Ernesto Cavour (charango), Alfredo Domínguez (guitarra), Julio Godoy (guitarra), Los Choclos (zampoñeros), Los Caminantes, Gilbert Favre “El Afuerino y su conjunto” (Cavour, Godoy, Bellido y Cerrudo). Concretizándose fervientemente el deseo y la iniciativa de Favre “Fundar una Peña al estilo de los Parra destinado a difundir la música folklórica nacional”.

En definitiva, Gilbert Favre fue el ideólogo y forjador de la primera Peña Folklórica en Bolivia, poco más o menos desde que piso el suelo paceño apostó a lo que él llamaba su “idea”, con tesón, pujanza y mucha fe que seguro venía del curita Vargas. Pero esto no hubiera sido factible, sin el nexo oportuno del Director de la Casa de Murillo, Don Maks Portugal Zamora que le envió al lugar indicado: a la “Galería de Arte Naira” de Pepe Ballón y Jorge Carrasco, quienes le proporcionaron el espacio para montar su sala de espectáculos, y la importante contribución económica del empresario suizo de cigarrillos Derby don Pablito Gaçon, que le permitió pagar el equipamiento de todos los gastos devengados y la puesta en marcha de su proyecto.
  
A partir de esta fecha, el desfile artístico ofrecido por la Peña se instituyó en el quehacer cultural, difundido en reconocidos órganos de la ciudad de La Paz:

Extracto del Libro Los Jairas y el Trío Domínguez Favre Cavour, creadores del Neo Folklore (1966-1974),de la escritora nacional ( Maria Antonieta Arauco M. )